Publicado en General

¿Paz o razón?

A veces nos enfrascamos en discusiones que desgastan mucho más que aportan.

Si priorizamos, y podemos separarnos de nuestra mente inmediata seguramente podríamos elegir muchas más veces tener paz y soltar la razón.

¿De veras merece la pena entrar en una discusión con el coche que nos acaba de adelantar, por ir demasiado rápido cuando acabamos de discutir? Por gritarle al motorista que se ha colado no vamos a enseñarle nada, (¡ni siquiera nos puede oír!) y nos seguirá pasando porque más tarde será otro motorista quien se cuele entre nuestro coche y el de al lado. Es más, ¿cuántos disgustos de esos han provocado llantos familiares?

¿Qué sentido tiene discutir con aquel compañero de trabajo que busca follón o que nunca cambia el tóner de la impresora? Si realmente tiene sentido… quizá sí. Pensarlo antes quizá te quite alguna que otra razón y puede que te dé un poco más de paz. Dicen que es mejor perdonar; no porque la otra persona merezca el perdón sino porque mereces paz.