Pedir un favor es tu mejor favor

Nos enseñan a ser autosuficientes desde pequeñ@s, nos dicen que no tenemos que necesitar a nadie… cuando el ser humano es sólo autosuficiente en grupo.

Como le pasa a cualquier animal gregario, las relaciones y las acciones entre i dividuos son fundamentales..

Sólo ocupamos un lugar en el grupo cuando damos y cuando recibimos.

Nuestras peticiones ayudan a nuestr@s colegas a sentirse útiles y además cuando nos pidan algo nos sentiremos a gusto devolviendo los favores. Favores crean favores y refuerzan amistades.

Por otro lado, pidiendo nos ponemos en situación de inferioridad, trabajamos nuestro ego, y a la vez fomentamos la empatía y la compasión. Y cuanto más damos y recibimos, más nos damos cuenta que esas situaciones de inferioridad o de necesidad son pasajeras, gracias a las amistades.

Pidiendo y haciendo favores nos vemos a tod@s como human@s, y no queremos aparentar ser superiores, como tampoco vemos a nadie como superior. Somos una cadena. Una cadena de favores.

Y, sobre todo, pídelos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close